#NosotrosSíLaMetemos
La Tinta del Pulpo
HOME / La Tinta del Pulpo / Un Toro y un Tiburón

Un Toro y un Tiburón

Miércoles, 25 de Octubre de 2017 23:08 | escrito por Jorge Rafael Torres

Opinión A propósito de que los Dodgers están en la Serie Mundial

El 02 de Febrero del 2013 quedó marcado para siempre en mi carrera como reportero. Viví una anécdota que hasta hoy sigo sin dar crédito y guardando de forma muy especial en el baúl de los recuerdos.

Una semana antes, en la redacción de Tv Azteca me informaron que me tocaba cubrir la Serie del Caribe en Hermosillo, Sonora, una ciudad que vibraba por la inauguración de su nuevo estadio de pelota y que yo no conocía.

Acompañado de José Manuel Nieto "El Jefe", uno de los mejores camarógrafos deportivos en la historia de la televisión y de Jorge "El Cuauh" joven editor que tambien se abría paso en la televisora del ajusco, viajamos el viernes 1 de febrero a primera hora y llegamos a tierras sonorenses alrededor de las 11 de la mañana, la primera parada fue directo al restaurante Xochimilco a comer carne y tripas asadas acompañadas por una copita de "Bacanora" un destilado que como el tequila proviene del agave.

Todo marchaba a la perfección hasta que recibí una llamada de las "Eficaces" secretarias de la redacción que me informaban que Fernando Valenzuela lanzaría la primera bola en la ceremonia de inauguración a las seis de la tarde y que querían la nota para las 8 de la noche. Y si se podia en exclusiva, mejor.

La verdad fue una misión complicada, imaginen, en un evento internacional, con prensa y reporteros de todos lados queriendo la misma entrevista.

Me olvide de todo y me puse a rastrear por todos los rincones al ídolo de Etchohuaquila. Mande un mail a su representante y me acerque con los organizadores para tratar de tener la exclusiva pero por la premura del tiempo los directivos me dijeron que era imposible y que mejor esperara a la conferencia de prensa en donde todos podrían preguntar; Y efectivamente, pregunte, pero yo lo quería tener solo conmigo para profundizar preguntas o quizá solo por la arrogancia de tomar el teléfono y decir a la redacción que pese al tiempo ahi tenian la nota.

Pero ¿Qué creen?

La exclusiva no la tuve pero la nota con las palabras de Valenzuela estuvo a la hora pactada. Aunque sinceramente me quedé con la espina clavada y me molestó mucho no poder tener un mano a mano con un hombre que yo admire desde niño.

Esa misma noche decidí, que más allá de la tarea que me habían pedido, yo tenía que entrevistar a Fernando, un grande entre los grandes, me sentía como un perro sediento, daba vueltas en el estadio y pensaba que hacer para alcanzar mi objetivo.

Me tomé una coca cola mientras veía el juego entre los Criollos de Caguas y los Yaquis de Ciudad Obregón después me paré por un helado que por cierto me lo dieron en un casco de Los Dodgers y justo cuando lo recibia una mujer que estaba a mi lado me dijo "Buena elección" y yo solo dije gracias mientras veía un gafete que portaba y que decía VIP.

Ella también vio mi gafete el cual decía mi nombre y Reportero de TvAzteca y me preguntó: ¿Tú mandaste un mail solicitando una entrevista con Valenzuela? Sí respondí ¿Cómo lo sabes? -Soy de relaciones públicas de Fernando y ya te conteste el mail, mañana tienes una entrevista con él a la hora del juego en su suite.

Me quedé perplejo, pero desando que pasaran rápido las próximas 24 horas. El "Jefe" Nieto y el "Cuauh" sonreían y me decían "Cagón" que buena suerte.

La entrevista:

Bañadito y perfumado a las seis de la tarde ya estaba listo afuera de la suite del "Toro", La chica salió y nos presentó a Fernando Valenzuela, yo no sabía si preguntarle o darle una abrazo.

Hablamos cerca de 15 minutos, fue una entrevista muy cómoda, un hombre sencillo, divertido y con un acento un tanto "Pocho" respondió sin reparo a todos los cuestionamientos y al final él me preguntó, ¿De dónde eres?
-De Veracruz respondí mientras "El Jefe" Nieto interrumpe y le dice es el Tiburón Jarocho.

-Ah bueno, tenemos un Tiburón y un Toro exclamó y nos ofreció una coca cola y un bocadillo de jamón serrano.

Al final no desaproveché la oportunidad de tomarme una foto y de que me firmara una pelota con su inolvidable zurda que le hizo entre muchas otras cosas ganar el tercer juego de la Serie Mundial a Los Dodgers en 1981 contra los Yankees de Nueva York.

Moraleja:
"Más vale tener suerte que dinero, hay veces que el pato nada y hay veces que ni agua bebe".

Saludos Pulperos.

Desde Facebook