LaDeport
#NosotrosSíLaMetemos
Opinión
Home / Deporte a detalle / ¿Es en serio, Chivas?

¿Es en serio, Chivas?

Viernes, 02 de Junio de 2017 16:00 | escrito por Luis Vera

OpiniónVergara y sus promesas...

Las siguientes frases vertidas por el empresario tapatío Jorge Vergara sonaban rimbombantes en aquel lejano Octubre del 2002: “Chivas será el mejor equipo del mundo” y “El Guadalajara tendrá al mejor director técnico del futbol mundial”. Eran la tarjeta de presentación de un nuevo inversor que hacía su arribo al futbol profesional en la liga mexicana. No era la primera vez que un empresario apostaba su capital generado en negocios exitosos para entrar al “mundo” del balompié.

En otros momentos, muchos hombres de negocios perdieron hasta la “camisa” y disminuían sus fortunas personales por invertir en el deporte más popular del país. La empresa no era fácil, tras arduas negociaciones con socios integrantes del Club Deportivo Guadalajara con derecho de aportación, Jorge Vergara y su equipo de abogados lograron comprar Chivas. Sí , el equipo con más seguidores en territorio mexicano y estadounidense, dejaría la época romántica a nivel directivo para convertirse en una sociedad anónima.

Pero el génesis de esta nueva versión del Chiverío llegaría lleno de polémica, declaraciones y promesas, antes del 2002, Guadalajara obtuvo su novena y décima estrella en lapsos de 10 años, la temporada 1986-1987 y el torneo Verano 97, poca cosecha para un equipo llamado grande. En 1993, Salvador Martínez Garza(QEPD) rentó con su Promotora Deportiva Guadalajara al equipo, de aquella época solo las “Súper Chivas” endulzan los recuerdos de los aficionados del rebaño, con un título.

Pero el 2002 quedará marcado para el rebaño, la vieja generación de aficionados no creían en ninguna promesa, querían que el equipo recuperara su grandeza porque corría el grave riesgo de ser alcanzado en títulos por su acérrimo rival América. Las generaciones actuales en cambio buscaban tener nuevos ídolos, futbolistas referentes que los hicieran regresar a la grada cada domingo y que la playera rojiblanca fuera pulcra, inmaculada, sin publicidad.

A Jorge Vergara le llevó 4 años conseguir la onceava estrella con José Manuel de la Torre como técnico de Chivas ante Toluca en la vieja “Bombonera” de la capital mexiquense, 8 años para inaugurar su nueva casa, el estadio Omnilife con pasto sintético de última generación que terminó por lesionar a muchos futbolistas, 13 años para encontrar: “mejor director técnico del mundo” en el argentino Matías Almeyda, después de 14 entrenadores nacionales y extranjeros en la banca rojiblanca, 11 años para exportar futbolistas surgidos en fuerzas básicas con la venta de Javier Hernández al Manchester United, 10 años para darse cuenta que su “enamoramiento” por la filosofía del futbol Holandés, no rindió frutos y costó millones de dólares el amargo rompimiento, 3 años luchando con problemas descenso y 2 años para no tomar decisiones en lo deportivo.

Chivas en un semestre, cosechó sus primeros frutos, Campeón en la categoría sub 20 Campeón de Copa y obtuvo su doceavo título para emparejar a las Águilas del América.

Pregunto: ¿Es en serio, Chivas? ¿Este es el camino señor Vergara?, es de todos conocidos su visión para los negocios, sacudir la “comodidad” mental de sus allegados, sacar de “zonas de confort” a sus futbolista, adentrarlos al desarrollo humano e integral, quitar el rostro de “seriedad” al directivo, aderezar con apuestas mediáticas y económicas las rivalidades ante Pumas, América y Atlas, adelantarse a su época en temas de medios comunicación con transmisiones propias con conceptos como Chivas TV, pero ganar títulos de Liga cada 10 años espero no esté presupuestado porque lo que hoy es alegría para sus seguidores, mañana se puede convertir en el más grande reclamo, por la promesa no cumplida en su administración: “Chivas será el mejor equipo del mundo”.

El Conchal

Desde Facebook